Cartelera
Ciclos
Exposiciones
Musica
Noticias
Servicios
Cines Groucho
Viagra
Mundo Hoy en Cantabria

El Mundo Hoy en Cantabria. 17 diciembre 2009.

     María llena eres de gracia y Diarios de motocicleta son los dos primeros títulos de una lista compuesta por más de 250 películas. Los Cines Groucho iniciaban su andadura hace ya cinco años de la mano de un apasionado José Pinar que trasladaba a la capital cántabra su ilusión cinéfila de la mano de dos pantallas en la calle Cisneros. Dos salas situadas en un entorno privilegiado y en pleno centro de la ciudad que venían a sumarse a la oferta cinematográfica entonces existente y que se ha visto menguada con el paso de los años para beneplácito de este espacio que se ha convertido en la única empresa privada de estas características del centro urbano.

     Comenzaba así una aventura empresarial que el pasado viernes sopló de nuevo las velas obsequiando a sus clientes con un brownie del pastelero Toni Barros, al igual que en ocasiones anteriores, en una semana en la que están proyecctando Buscando a Eric, Partir y Home, ¿dulce hogar?. Aunque no todo ha sido un camino de rosas, José Pinar califica de positivos los cinco años de una andadura en la que han consiguido consolidar una cifra de espectadores que ronda los 30.000 anuales y que se mantiene estable desde prácticamente su fundación y a pesar de “la época de crisis que vivimos y que también tiene su repercusión en este sector”.

     ¿El secreto de la fidelidad? La programación y el trato que brindan a sus espectadores, un cine de ámbito europeo, con premios en festivales internacionales y dentro de lo que se denomina cine de autor. “Todas las proyecciones las acompañamos con un completo programa de mano, una información de apoyo privilegiada para que el espectador pueda leer lo más relevante de la proyección antes de que ésta comience”, subraya José Pinar.

     Además, a lo largo de sus cinco años Pinar y su equipo han apostado también por la organización de ciclos temáticos donde la gastronomía, el cómic, la pintura o el cine español se han erigido como protagonistas en un intento por relacionar el cine con otras disciplinas y buscando que la ciudadanía tenga un motivo de peso más para acercarse hasta las salas de Cisneros.  

     Aunque Pinar asegura que “el cine es un ocio malo”, certifica, no obstante, que su objetivo de mantener una programación coherente se ha mantenido intacta. “No hemos variado nada y nos hemos hecho con un público fiel que siempre repite”, asegura.

     Sin embargo, las piedras abundan en el camino emprendido por José Pinar hace ya un lustro. El cine Los Ángeles y la Filmoteca de Cantabria vuelven a salir a colación en una queja infinitamente repetida por el gerente de los Groucho. “No puedo competir con las instituciones que utilizan estos dos espacios para programar cine comercial en lugar de dedicarse a una función pública, que es lo que deberían hacer”, sentencia Pinar, que añade que “tanto la Filmoteca regional, financiada por la Consejería de Cultura, como el cine Los Ángeles, dependiente del Ayuntamiento de Santander, diseñan una programación que no responde a los objetivos deseables de una actividad cultural promovida por una entidad pública”.

     Una “queja sistemática y dolorosa” para un empresario que conjugó profesión con vocación y que mira esperanzado a 2016 y a una Fundación con la que espera colaborar para poder cumplir en esa fecha su duodécimo cumpleaños.

 
Siguiente >